UGT desconvoca la huelga de este viernes en las cocinas y cafeterías de los hospitales de Mallorca

Eurest asegura que el aviso de huelga le llegó con nueve días de antelación, y no diez como marca la normativa laboral, aunque UGT registró la convocatoria de paros el día 22 de julio, a diez días de su celebración, la desconvoca ante las dudas que han surgido en los centros de trabajo

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT (FeSMC-UGT) ha desconvocado hoy el paro parcial previsto para este viernes en los servicios de restauración y cafeterías de varios hospitales de Mallorca por el hecho de que la empresa Eurest asegura que el aviso de huelga le llegó con nueve días de antelación, y no diez como marca la normativa laboral.

No obstante, FeSCM-UGT registró la convocatoria de paros el día 22 de julio, a diez días de su celebración, tanto ante la Dirección General de Trabajo como ante el Tribunal de Mediación y Arbitraje de Baleares.

“Desconvocamos por responsabilidad por las dudas que están surgiendo en los centros de trabajo y para evitar que las personas que quieran hacer huelga puedan tener algún tipo de problema. Eso no implica que renunciemos a las reivindicaciones de UGT para acabar con las irregularidades laborales que se están cometiendo”, han asegurado desde la organización sindical.

El paro parcial estaba convocado para mañana día 2 de agosto, desde las 13.00 horas a las 16.00 horas, en los servicios de restauración y cafeterías de los hospitales de Son Llàzter, Joan March, Verge de Lluc, Psiquiátrico, y en los comarcales de Inca y Manacor.

Entre las razones de la convocatoria estaban los “abusos” de la concesionaria Eurest a la plantilla, unas 300 personas, y fundamentalmente al personal femenino.

“Se han excedido con la contratación a tiempo parcial y luego obligan a realizar 40 horas o más”, ha subrayado FeSMC-UGT, al tiempo que ha detallado que la mayoría de trabajadoras están contratadas con categorías inferiores a las tareas que realizan, como auxiliares y ayudantes cuando son cocineras o camareras.

Asimismo, algunos centros de trabajo no cuentan con un número de empleadas “adecuado” para realizar el servicio, lo que provoca que sufran “sobrecarga de trabajo”.

La organización sindical ha añadido que Eurest está fomentando la “desigualdad entre mujeres y hombres” y la brecha salarial, ya que los hombres, que solo son el 10% en la empresa, tienen contratos a jornada completa con la categoría laboral “correcta”.

FeSMC-UGT ha criticado la “pasividad” del Ib-Salud con las “irregularidades” que está cometiendo la actual adjudicataria del servicio: “Las trabajadoras que cocinan y sirven para los hospitales de Baleares han sido invisibles con el consentimiento de la Administración”.

La central ha confiado en que a pesar de la desconvocatoria de huelga la nueva concesionaria “no perpetúe los abusos” que ha estado cometiendo Eurest.